Médicos del Mundo Argentina MDM INTERNACIONAL
PRENSA | OPINION | LINKS | CONTACTO
buscar
  NOSOTROS MDM EN ACCIÓN RED INTERNACIONAL CÓMO COLABORAR INFORMES - ESTUDIOS DONAR TRANSPARENCIA Y DONANTES
Opinión

Octubre/Noviembre de 2008

Visibilizar la deshumanización
Gonzalo Basile Por Gonzalo Basile *

¿Qué le pasa a una sociedad y un Estado que naturaliza como parte de su paisaje cotidiano que miles de chicos, adultos e incluso ancianos vivan y mueran en las calles de una gran Ciudad como Buenos Aires? Sin duda, esta pregunta es el primer disparador que nos interpela para pensar si las más de 10 mil personas en situación de calle y sin techo que habitan el mapa porteño realmente en los últimos años fueron/son prioridad humana, política, social del Estado local. Pareciera que no. Cuando uno se acerca a los profundos procesos de exclusión social como es el caso de la población en situación de calle, son las propias historias de vida las que nos cuentan de esos entramados de miseria, opresión, en definitiva de deshumanización social.

Estas personas de alguna manera fueron expulsadas del sistema social vigente. Fueron marginadas. Excluidas. El exceso de la precariedad y de la desafiliación social resulta determinante. Ahora, en este escenario simplemente desde nuestra sociedad e incluso del Estado se impone una mirada absolutamente liberal de responsabilidad de los individuos sobre sus problemas de vivienda, salud/enfermedad, de supervivencia. Se construye una narrativa que intenta instalar que ... ¡Eligieron estar ahí, en esa situación! Sería una rudimentaria categorización de "estilo de vida", de naturalización de la exclusión. Sólo bastaría cambiar esas costumbres, habitos y conductas de estos individuos para instrumentalmente resolver el problema. Pero las historias de vida de esas personas percibidas como objetos o paisajes dicen otra cosa. Sus cuerpos, sus historias marcan las heridas de ese mentado proceso de exclusión social. Y de esto hablan los grupos de problemas de salud-enfermedad con mayor prevalencia que tienen que ver con las adicciones principalmente el alcoholismo y el paco; y el segundo grupo de problemas ligado al PSEAC(Proceso de Salud-Enfermedad-Atención-Cuidado) son IRAS, dermatológicas e infecciones de la piel, traumatismo y muscoesqueléticos, entre otros que remiten a la dureza de vivir a la intemperie y dormir en una fría vereda o plaza pública. Frente a este panorama, lo paradójico es que nos encontramos con un Estado porteño preocupado centralmente por 2 cuestiones:
1- La privatización del espacio público, del "cuidado/enrrejado de nuestros parques, plazas, calles", que en definitiva significa la expulsión del Otro, del diferente, del indigente, del marginado.
2- La focalización y reducción de los servicios públicos esenciales apuntando sólo a resolver a quienes son "porteños" sus demandas más urgentes.

Es el Estado penal por sobre el Estado social. No hace falta más que ver la desfuncionalización de servicios públicos de salud y sociales porteños para ver esta avanzada. El BAP (Programa Buenos Aires Presente) es una postal de la ineficiencia y precariedad asistencial. Las acciones sobre niñez en situación de calle brillan por su ausencia, salvo algunos esfuerzos voluntaristas de ciertos trabajadores del Estado. Esta paradoja resulta brutal ya que la Ciudad se transforma en un Estado sin ciudadanos. Encima ese Estado que no da respuesta ni en lo social ni en salud ni en los derechos humanos más básicos de estas personas, si interviene represiva y penalmente corriendo de la calle a grupos que tienen a esta como única opción. Si, es algo de público conocimiento que se golpea y expulsa de las plazas públicas y muchos paradores a estas personas. Quiénes? Las propias fuerzas de seguridad pero también agentes del Gobierno porteño. Sartre resume bien esta dramática e injustificable situación en un memorable prefacio donde explica que basta que nos muestren lo que hemos hecho de estas personas en tanto víctimas para que conozcamos lo que hemos hecho de nosotros mismos como sociedad. Desde la sociedad civil porteña con el Estado local más rico de Argentina, resulta imposible seguir manteniendo semejante crimen con 10 mil personas.

La respuesta en términos presupuestarios es insignificante. Se necesita un schok de fondos públicos para incrementar servicios públicos (sociales, sanitarios, etc) que puedan abordar esta situación en toda su complejidad. No para discutir un número. Aunque claro para resolver el problema primero hay que conocerlo en todas sus dimensiones y complejidad. Si seguimos contando números sin personas y tratando de invisibilizar el problema, el Estado toma la posición del avestruz. No tendremos la solución mágica inmediatamente, pero si podemos elaborar una respuesta acorde a las necesidades colectivas de personas que viven y mueren atormentadas por la crueldad de la exclusión social. Que más violencia que esa. Que más razones para pensar entre todos los actores sociales una respuesta que plantee una sola bandera: basta.

* Presidente Médicos del Mundo - Argentina

Campaña Destacada
Ayudá a quienes sobreviven en situación de calle
BUSCAMOS VOLUNTARIOS
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter SEGUINOS EN
FACEBOOK
Y TWITTER
Canal MDM en YouTube CANAL MDM-AR
EN YOUTUBE
Debates - Nuestra Opinión
 

Suscríbase al Newsletter

* indicates required
INICIO  
  Sobre Nosotros
- Misión
- Cómo nació MDM
- Cómo se financia
- Autoridades
MDM en Acción
- Nuestro Compromiso
- Campañas
- Red Internacional
- Cómo Colaborar
Donar
Transparencia y donantes
Prensa
Informes-Estudios
Links
Contacto
Médicos del Mundo Argentina
Alberti 36 (C1082AAB)
Ciudad de Buenos Aires / Argentina
Tel/Fax: (5411) 4954-0080
MDM INTERNACIONAL