Médicos del Mundo Argentina MDM INTERNACIONAL
PRENSA | OPINION | LINKS | CONTACTO
buscar
  NOSOTROS MDM EN ACCIÓN RED INTERNACIONAL CÓMO COLABORAR INFORMES DONAR TRANSPARENCIA Y DONANTES
Prensa
09 | 10 | 2013
Perfiles

Pablo Buzzi: La salud desde las ciencias sociales


Galería de imágenes Pablo Buzzi: La salud desde las ciencias sociales

Pablo Buzzi tiene 41 años. Sus días transitan entre sus trabajos, su familia (su mujer Sandra y sus dos hijos Ignacio de 8 años y Tomás de 3), la participación en Médicos del Mundo junto a los estudios en epidemiología y políticas de salud.

Pablo Buzzi: La salud desde las ciencias sociales

Pablo es sociólogo, y además es técnico radiólogo. Todas las mañanas trabaja en un centro de diagnóstico en el servicio de resonancia magnética. Aunque hace cuatro años decidió combinar sus dos profesiones y dedicarse a la medicina social, en este encuentro entre las ciencias sociales y las ciencias de la salud.

Pablo llegó a Médicos del Mundo en el año 2009, justamente tratando de combinar sus intereses: la salud colectiva y las Ciencias Sociales. Se enteró por Internet de una convocatoria del programa de "Migración y Salud Colectiva". En la página, cuenta Pablo, "leí que convocaban profesionales formados en ciencias sociales para trabajar en salud, escribí, tuve un par de entrevistas de selección e ingresé".

Actualmente Pablo es uno de los coordinadores del equipo de Migración y Salud Colectiva de Médicos del Mundo. Su trabajo se desarrolla en las estrategias que Médicos del Mundo viene desarrollando desde el año 2007 con la cuestión de los procesos migratorios de las poblaciones del Cono Sur, la garantía de sus derechos de ciudadanía y la promoción de la salud como la calidad de vida saludable. Es un programa que se realiza en alianza permanente con organizaciones sociales migrantes y de las propias colectividades.

"Ellos identifican los problemas de salud-enfermedad que reconocen en su barrio y pensamos en conjunto acciones para intentar abordarlos, resolverlos o morigerar sus efectos dañinos sobre su situación de salud. También abordamos capacitación de agentes de salud comunitarios, como acciones de prevención, promoción y vigilancia de la salud", explica Pablo. La propuesta se apoya en paradigmas como la salud colectiva, la epidemiología comunitaria y la educación popular. El equipo se reúne en la sede los días martes para planificar y evaluar lo que van haciendo, pero el trabajo intenso se lleva a cabo en los propios territorios sociales (barrios de urbanizaciones precarias) en que viven los migrantes en Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Allí desarrollan los procesos educativos-pedagógicos con talleres, campañas preventivas-promocionales, relevamientos epidemiológicos, jornadas de atención primaria centrada en la familia y la comunidad. Los temas con los que trabajan son diversos. Cuenta Pablo que desde que entró al programa ya han tratado con problemas "ambientales, violencia, basura, contaminación, salud y trabajo, acceso a la atención sanitaia, derecho a la salud, salud sexual y reproductiva, entre otros".

Un aspecto relevante del trabajo de Pablo, según su visión, es el intentar reconstruir o reforzar las subjetividades individuales y colectivas en cada territorio, las personas como sujetos y grupos, que se enfrentan con situaciones de discriminación y desvalorización cotidianamente. Pablo reconoce que "muchos de los testimonios de las personas con que trabajamos me impresionaron por su intensidad y su crudeza. Pero también es muy impresionante ver el cambio que se dá en las personas y los grupos cuando se dan cuenta de que su participación cambia las cosas y que otra realidad es posible con organización y potenciando sus capacidades".

Cuando se le pregunta a Pablo cual es uno de los mayores valores que le viene dando Médicos del Mundo desde que comenzó a ser parte, Pablo no duda en responder: "su capital humano, de las personas que hacen MdM. En el tiempo que llevo en Médicos del Mundo he compartido (y comparto) el trabajo con personas de enorme valía no sólo profesional e intelectual, sino de una gran dedicación, calidez y sensibilidad, lo que constituye un enorme capital del que me he ido apropiando".

Entre los diversos aprendizajes que ha tenido a partir de trabajar en Médicos del Mundo, Pablo resalta posibilidad de descubrir las "dimensiones políticas de la salud". Es decir, comprender la Salud como un campo en el cual, a partir de la participación comunitaria, los sujetos tienen la posibilidad de construir poder en autonomía y convertirse en actores sociales capaces de comenzar a hacerse cargo de los problemas que los afectan y a potenciar las capacidades de incidencia y cambio en su cotidianeidad. Es decir, Pablo considera que "dejar de ser espectadores para ser protagonistas de su propia historia, contextualizada en el ámbito local donde transcurren sus vidas y a partir de su propio conocimiento de ese contexto".

Otro de los aprendizajes que reconoce Pablo, del participar de Médicos del Mundo, es la concepción que tiene de la salud: "como un proceso socio-histórico, atravesado por determinantes sociales, políticos, ambientales, biológicos y culturales, que trasciende la clásica idea de bienestar o ausencia de enfermedad. De este modo, ya no es el médico el único capacitado y autorizado para intervenir en tanto poseedor del conocimiento de los procesos patológicos-biologicistas y de las formas de tratarlos desde la atención clínica-individual. Sino que todas las personas tienen algún conocimiento acerca de las dimensiones y las cuestiones referidas a este proceso, y su participación es relevante para incidir sobre salud colectiva".

"Para mi en Médicos del Mundo compartimos la tarea con personas provenientes de las más diversas disciplinas, lo que potencia las valiosas capacidades de los médicos con los aportes de otras ramas del saber-hacer y con los de las personas, familias, grupos y comunidades concretas que conocen los contextos particulares en que transcurren sus vidas y su salud. De ahí que todo aquel que quiera trabajar por el derecho a la salud de todas las personas, especialmente por el de aquellas que se encuentran en una situación de mayor vulneración de derechos, tiene las puertas abiertas de Médicos del Mundo, más allá de que no tenga una formación biomédica o incluso académica. Por todo ello, la experiencia del trabajo interdisciplinario y con las poblaciones migrantes es otro importante capital que me deja el trabajo", explica Pablo Buzzi, actual coordinación del equipo de Migración y Salud de MdM.

Pablo asegura que "el provenir de una disciplina con una formación esencialmente teórica como es la sociología, me resulta estimulante el trabajo concreto en terreno, en los barrios y asentamientos, en las urbanizaciones precarias, en el que las categorías y nociones estudiadas en la universidad se encarnan en personas y situaciones concretas que requieren el compromiso no sólo del pensamiento y la capacidad de análisis, sino también de la acción, de las emociones y el cuerpo en el trabajo cotidiano y en las relaciones sociales que se generan a partir de él".

La cuestión de los procesos de migración es para Pablo un asunto que permite reflexionar sobre algunos aspectos de nuestra sociedad y del modo en que, a partir de él, algunas cuestiones se hacen visibles e invisibles. Pablo asegura que resulta paradójico que en una sociedad como la argentina, conformada principalmente a partir de personas llegadas desde otros países, circulen discursos poco tolerantes respecto de los migrantes, especialmente a partir de la década de los 90, y de su «aprovechamiento» de los recursos del Estado. "Sobre todo cuando nuestros antepasados pudieron forjar una realidad distinta para sus descendientes justamente a partir de la acción del Estado y sus instituciones (principalmente, el sistema educativo). Y, además, cuando muchos de nuestros compatriotas emigraron hacia otros continentes luego de la crisis del 2001, y sufrieron la misma acusación y similar destrato en los países de destino" reflexiona Pablo.

Por otro lado, Pablo asegura que "no todos los migrantes reciben la misma consideración. Son sistemáticamente los llegados desde países vecinos Sur-Sur (especialmente bolivianos, paraguayos y peruanos) quienes son objeto de los ataques descalificadores más feroces que, evidentemente, no se basan por su carácter de extranjeros exclusivamente, sino que remiten a estereotipos y estigmas basados en cuestiones étnicas-raciales que los ubican en la vereda de enfrente a la construcción de una Argentina «europea»" que se intentó construir en nuestro país.

"Esto es aun más peligroso cuando no pueden esconderse los rasgos que delatan ese origen considerado «espurio», en tanto la mayoría de las poblaciones migrantes con quienes trabajamos descienden de los pueblos indígenas-originarios de las Américas y los portan en sus saberes, cosmovisiones pero también en sus rostros y cuerpos. Existe cierta ambigüedad en la consideración de estos nuevos migrantes. Por un lado, los aludidos reclamos respecto del supuesto uso que hacen de los «recursos de los argentinos», cuestión absolutamente falaz y además desenmarcada del paradigma que Argentina defiende desde su Ley nacional de Migración. Pero por otro lado, nada se dice del aporte al sistema productivo y económico especialmente cuando por ejemplo desde el consumo de bienes esenciales pagan más impuestos como el IVA (tributando mucho más que muchas familias ricas en el país), y que las colectividades aún hoy padecen inserciones laborales precarizadas, malsanas e inequitativas". El caso paradigmático, dice Pablo, es el de los talleres textiles, caracterizado por paupérrimas condiciones de trabajo, trabajo esclavo y trata de personas para explotación laboral. "Es por ello que encontramos pertinente el enfoque de derechos humanos y de ciudadanía universal, en tanto considera a las personas no en su calidad de productores/consumidores, nacionales/extranjeros, sino como sujetos de derechos, por el simple hecho de pertenecer al género humano y ser persona deben tener garantía de derechos" concluye Pablo.

Contacto de prensa
Tel. (5411) 4954-0080 | comunicacion@mdm.org.ar
Todas las noticias
Campaña Destacada
Ayudá a quienes sobreviven en situación de calle
BUSCAMOS VOLUNTARIOS
Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter SEGUINOS EN
FACEBOOK
Y TWITTER
Canal MDM en YouTube CANAL MDM-AR
EN YOUTUBE
Debates - Nuestra Opinión
INICIO  
  Sobre Nosotros
- Misión
- Cómo nació MDM
- Cómo se financia
- Autoridades
MDM en Acción
- Nuestro Compromiso
- Campañas
- Red Internacional
- Cómo Colaborar
Donar
Transparencia y donantes
Prensa
Informes
Links
Contacto
Médicos del Mundo Argentina
Alberti 48 (C1082AAB)
Ciudad de Buenos Aires / Argentina
Tel/Fax: (5411) 4954-0080
MDM INTERNACIONAL